LOS DÍAS DE LLUVIA SON PARA CORRER

Correr no es solo hacer ejercicio, para muchos de nosotros se ha convertido en una reunión con nosotros mismos. Nuestro pequeño momento de catarsis al día, al más puro estilo de los antiguos griegos. Nada debe arruinar ese rito de atarnos los cordones y salir a corretear buscando buenas sensaciones. Ni siquiera el mal tiempoSigue leyendo “LOS DÍAS DE LLUVIA SON PARA CORRER”