7 COSAS QUE NO DEBERIAS HACER SI CORRES

A pesar de los años, hay errores que sigo cometiendo una y otra vez, es una especie de rueda de lo que no se debe hacer, pero la verdad, que algunas cosas no me van del todo mal.

A continuación te cuento 7 cosas que me persiguen cada fin de semana en las carreras y que tú deberías evitar si quieres ser un corredor de manual. 

 

1. Salir a disfrutar cada kilómetro. Esta es mi favorita. A veces me olvido del ritmo, de lo que me queda por delante, o de los rivales que llevo al lado. Me pongo a correr sin pensar, y luego, bueno el resto de la historia ya la sabéis. Pongo los cuatro intermitentes y a terminar como se pueda. Los excesos se pagan, y esa euforia inicial te pasa factura, pero que me quiten lo “bailao”. 

2. Correr todas. Me gusta mucho la competición, ir eligiendo carreras variadas según mi estado de forma y disfrutar de la carrera. A veces hago carreras populares, por montaña, nocturnas , o incluso en la pista de atletismo, también he probado el sabor del triatlon y los duatlones. En la variedad está el gusto.

3. Correr en invierno. Corro en invierno aún sabiendo que mi rendimiento es en verano. El calor y yo nos llevamos mejor, y hasta que no paso las alergias de primavera no afino el motor. Aun así, entreno y compito en invierno, iluso de mí.

4. ¿Temporada? Sólo distingo estar en forma de no estarlo. Al final, bajo mi punto de vista, hay muchos factores que determinan los ciclos de forma y el rendimiento en tus entrenamientos. El trabajo, la familia, el tiempo para entrenar, el ánimo o las lesiones pueden ser cruciales. Hacer deporte para estar bien todo el año es posible si no buscas objetivos de un deportista profesional.

5. Calentar poco. Es cierto que hago algo de movilidad, y un poco de trote, pero no hago un buen calentamiento con sus 20 minutos de trote, movilidad y sprints progresivos. Tarea pendiente.

6. No todo es correr. Intento visitar bastante el gimnasio y también practico ciclismo. Fortalecer y tonificar todo el cuerpo es vital para tener un buen balance. Pero también puedes coger peso, y eso en carrera no es bueno. A mi me va bien cruzar entrenamientos.

7. Ir a las carreras sin estar bien preparado. Todos hacemos locuras, en muchas ocasiones sobre todo en invierno, participo en competiciones sin llevar los deberes hechos. Me tomo la carrera como un día de entrenamiento de calidad. 

Un poco sobre mi hay en estas palabras, si te gustó y te pareció interesante no olvides compartirlo en tus redes sociales para ser el primero, antes de que me copien.
Muchas gracias por seguirme! Puede verme en Instagram, facebook o twitter! Déjame tu comentario!

CORRER EN PLENA CONCIENCIA 

Entrenar con Conciencia plena, hace referencia a un término de Mindfulnessque es una Terapia de tercera generación proveniente de la meditación oriental.

Uno de los pilares de la conciencia plena es el estar centrado en el “aquí y ahora”, es decir en el momento presente y además con los 5 sentidos puestos.

Otro pilar es desactivar “el piloto automático” es decir el modo robot que utilizamos de forma inconsciente para realizar prácticamente la mayoría de tareas del día. Por ejemplo, levantarse, vestirse, cepillarse los dientes, desayunar e ir a trabajar lo hacemos con el piloto automático.


LOS 3 PASOS PARA ENTRENAR CON CONCIENCIA PLENA 

1. Desactivar el piloto automático, hay que ponerse las zapatillas y la ropa de entrenar y lanzarse a correr.

2. Entrenar con los 5 sentidos

3. Centrarse en el aquí y ahora.

Es obvio que el atletismo como disciplina no implica en principio muchos riesgos, pero hay otras disciplinas como la gimnasia artística, la fórmula 1, salto de trampolín, por nombrar entre muchas otras, que entrenan aplicando la conciencia plena, ya que un despiste entrenando o una falta de concentración, puede resultar muy peligroso para el deportista.

Sin embargo, entrenar así les permite ejecutar de forma brillante, por ello aplicándolo a la práctica del atletismo, los resultados pueden ser con constancia sobresalientes.


COMO ENTRENAR CON PLENA CONCIENCIA

1. Antes del entrenamiento, dedicar un tiempo a pensar en él, que dificultades pueden plantearse y como solventarlas, que tipo de sensaciones puede generar, que grado de sufrimiento implica…Por ello, lo recomendable es antes de empezar, sentarse en algún tranquilo para visualizar el entrenamiento que posteriormente se realizará.

2. Entrenar con total atención y concentración en la respiración, en la frecuencia cardíaca, en el trabajo muscular, en las sensaciones corporales, en los pensamientos que van aflorando…

3. Lo anterior no tendrá sentido, si no se entrena en el “aquí y ahora”. Se debe realizar el entrenamiento pensando únicamente y exclusivamente en lo que se hace. Pensar en el trabajo, en el estudio, en las tareas pendientes, en la próxima competición…lo único que se consigue con ello es que el cuerpo este en un sitio y la cabeza en otra. También puede darse el caso de restarle importancia por ejemplo a un rodaje e ir bromeando o hablando constantemente, con lo que de esta forma tampoco el atleta estará centrado y concentrado en el rodaje.

Las ventajas de entrenar con conciencia plena son múltiples, pero una de las más importantes es que con ella, se está emulando, el comportamiento que se tiene durante una competición

Ya que durante la misma, todos van centrados en lo que hacen, en las sensaciones, en la respiración, no hay bromas, ni conversaciones, se tienen los 5 sentidos puestos en la misma.

Por ello, entrenando con la conciencia plena, se tiene la oportunidad de practicar diariamente el estado mental que genera una competición.

Además aumentará de forma significativa la calidad del entrenamiento.
Carlos de Moreno con la colaboracion de María Valls (Psicóloga Deportiva) ,

Si te gustó pasa por la web para ver todo el contenido , aquí Carlos de Moreno y no olvides seguirnos en twitter, instagram o facebook @carlosdemoreno y @mvallsbarbera

 

MI PRIMERA EXPERIENCIA RUNNING 

Esas vacaciones él tenía un propósito, amanecía temprano y se marchaba. Yo no sabía muy bien donde iba, y la curiosidad de niño era fuerte. Le preguntaba y se hacía el silencio del interesante, pero así es mi padre. 
Me empeñé en saberlo y al día siguiente amanecí con ilusión de niño, todos dormían en la casa, menos nosotros. Sin hacer ruido salimos y caminamos hacia la playa.
Una vez allí empezamos a correr sin mas. Yo le miraba y le imitaba, corría fuerte para no quedarme atrás, y quizás solo pensaba en que se sintiera orgulloso de mi, de que le había acompañado y no había sido un estorbo.
Al llegar a casa, un buen desayuno y todo el día por delante. 
Al año siguiente, volvió a pasar lo mismo, pero esta vez me llevó de pesca. Aunque lo probé toda la mañana, a mi eso de estar esperando no me atraía demasiado. Entre tanto yo corría por los alrededores.
Esa es mi primera experiencia consciente de correr, mi padre lo llamaba footing y ahora lo llamamos running o jogging en los años 90, pero eso no importa. No llueve a gusto de todos y los puristas que sigan pensando mientras los demás disfrutamos corriendo.

  

Viendo esta imagen me pregunto donde dejé mi técnica de carrera.

Es importante para nosotros que lo compartas en las redes sociales y que nos sigas en INSTAGRAM: carlos de moreno en TWITTER: @carlosdemoreno y en FACEBOOK: https://m.facebook.com/carlosdemorenocoaching y suscríbete a nuestro canal en YOUTUBE: atletismo a tres