7 COSAS QUE NO DEBERIAS HACER SI CORRES

A pesar de los años, hay errores que sigo cometiendo una y otra vez, es una especie de rueda de lo que no se debe hacer, pero la verdad, que algunas cosas no me van del todo mal.

A continuación te cuento 7 cosas que me persiguen cada fin de semana en las carreras y que tú deberías evitar si quieres ser un corredor de manual. 

 

1. Salir a disfrutar cada kilómetro. Esta es mi favorita. A veces me olvido del ritmo, de lo que me queda por delante, o de los rivales que llevo al lado. Me pongo a correr sin pensar, y luego, bueno el resto de la historia ya la sabéis. Pongo los cuatro intermitentes y a terminar como se pueda. Los excesos se pagan, y esa euforia inicial te pasa factura, pero que me quiten lo “bailao”. 

2. Correr todas. Me gusta mucho la competición, ir eligiendo carreras variadas según mi estado de forma y disfrutar de la carrera. A veces hago carreras populares, por montaña, nocturnas , o incluso en la pista de atletismo, también he probado el sabor del triatlon y los duatlones. En la variedad está el gusto.

3. Correr en invierno. Corro en invierno aún sabiendo que mi rendimiento es en verano. El calor y yo nos llevamos mejor, y hasta que no paso las alergias de primavera no afino el motor. Aun así, entreno y compito en invierno, iluso de mí.

4. ¿Temporada? Sólo distingo estar en forma de no estarlo. Al final, bajo mi punto de vista, hay muchos factores que determinan los ciclos de forma y el rendimiento en tus entrenamientos. El trabajo, la familia, el tiempo para entrenar, el ánimo o las lesiones pueden ser cruciales. Hacer deporte para estar bien todo el año es posible si no buscas objetivos de un deportista profesional.

5. Calentar poco. Es cierto que hago algo de movilidad, y un poco de trote, pero no hago un buen calentamiento con sus 20 minutos de trote, movilidad y sprints progresivos. Tarea pendiente.

6. No todo es correr. Intento visitar bastante el gimnasio y también practico ciclismo. Fortalecer y tonificar todo el cuerpo es vital para tener un buen balance. Pero también puedes coger peso, y eso en carrera no es bueno. A mi me va bien cruzar entrenamientos.

7. Ir a las carreras sin estar bien preparado. Todos hacemos locuras, en muchas ocasiones sobre todo en invierno, participo en competiciones sin llevar los deberes hechos. Me tomo la carrera como un día de entrenamiento de calidad. 

Un poco sobre mi hay en estas palabras, si te gustó y te pareció interesante no olvides compartirlo en tus redes sociales para ser el primero, antes de que me copien.
Muchas gracias por seguirme! Puede verme en Instagram, facebook o twitter! Déjame tu comentario!

9 HÁBITOS DEL CORREDOR INTUITIVO

EL CORREDOR INTUITIVO

La intuición es ese razonamiento inconsciente pero evidente, que nos mueve a hacer algo sin decirnos cómo o por qué. Se siente desde dentro y cuándo nos detenemos a sentirlo y le hacemos caso, tomamos las mejores decisiones. No hablo de corazonadas, el conocimiento y la experiencia también participan en esta rápida evaluación interna inconsciente. Para tomar las mejores decisiones se requiere un balance de intuición que conecta el instinto y el pensamiento racional.

La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un fiel sirviente. Albert Einstein

20140403-210358.jpg

9 PASOS PARA SER UN CORREDOR INTUITIVO

1. Escucha tu voz interna cuando corres

El elemento principal que distingue a un corredor intuitivo de otro, es que por muy rápido que corra, escucha su voz interior. Es capaz de detenerse a altas pulsaciones y escuchar la guía de sus intuiciones.

2. Entrena en solitario

Introduce algún entrenamiento en tu rutina en solitario, prescinde de la música, escucha el ambiente que te rodea, y quizás así llegues a oír tu voz interior. La soledad te hará fuerte, sentirás esa catarsis entre el sufrimiento y la resistencia mental. Sin darte cuenta estarás corriendo en el largo camino del conocimiento de uno mismo.

3. Confía en tu carrera

Los corredores intuitivos, son capaces de lo mejor, son atrevidos y con desparpajo en carrera. Conocedores de sus limitaciones, exprimen al máximo su potencial, confían en si mismos y minimizan las perdidas. Tienen la sensación del último sprint, de que en ellos habitan fuerzas profundas, confían en su cambio de ritmo, en una mayor resistencia a la fatiga o en una gestión de carrera más inteligente.

4. Medita mientras corres

Las prácticas de meditación pueden ser una excelente manera de destapar la intuición del corredor. Favorece alinearte con ella, puedes hacerlo mientras corres, abre los ojos y escucha, las respuestas que buscas pueden estar en tí. El autoconocimiento de tus limites llega por medio de la meditación y la observación en el entrenamiento.

5. Anota los entrenamientos

Lo primero que debes hacer es darte cuenta; lleva un diario, una planificación de los entrenamientos según tus objetivos. Anota que hábitos o entrenamientos te funcionan mejor y todo lo que creas que puede ser útil. Ganarás un sentido agudo de todo lo que te rodea, coincidencias, conexiones o intuiciones precisas.

6. Conecta con otros corredores

La empatía es uno de los grandes compañeros de la intuición. Busca un grupo de corredores, comparte intereses y entrena con ellos. En carrera y competición se bondadoso, ayuda con ánimos a otros atletas, tu eres tu único rival. Dedica tiempo a observar y escuchar a otros corredores para mejorar y entender aspectos que desconocías.

7. Fija tus metas

Toma tiempo para pensar en tus sueños y metas, planifica el camino y visualiza mentalmente donde quieres llegar. Ten objetivos claros y precisos. Fija metas realistas, pero sé ambicioso. Sueña en grande, los sueños nacen del inconsciente y guardan bastante información sobre cómo vivir tu vida de corredor.

8. Deja ir las emociones negativas

No corras huyendo de nada, corre para alcanzar tu meta, y disfruta el camino. Las emociones fuertes, enfados o frustración, nublan la intuición. Deja ir emociones negativas, y potencia las positivas. Céntrate en el lado bueno de las cosas y piensa sobre eso.

9. Disfruta de cada kilómetro recorrido

Saborea cada paso, cada entrenamiento, cada kilómetro o día de descanso, solo así tendrá sentido llegar a una meta, cumplir un objetivo y no tener sensación de vacío. No llenes tu vida de corredor de cosas que no necesitas, centra tu energía en las cosas que verdaderamente importan.

@carlosdemoreno

20140403-210420.jpg

20140403-210451.jpg

20140403-210508.jpg

COMO CALENTAR

Un correcto calentamiento antes de una prueba sería empezar por movimientos articulares ordenados, desde arriba con el cuello hasta los tobillos.

Los estiramientos dinámicos, incluyen además movimientos constantes que mejoran nuestra movilidad, similares a los que ejecutaremos a posteriori, haciendo trabajar músculos y articulaciones de una manera más específica.

Si la prueba es un duatlón podemos hacer 20′ o 30′ minutos de bicicleta, para ver que todo funciona correctamente. Para terminar podemos hacer un par de sprints de unos 15 segundos alternando las piernas de arrancada.

Luego haríamos carrera a trote continuo durante unos 15′ o 20′, empezando realmente suave, si es una carrera convencional y no hemos tocado bicicleta. Acabaríamos con cuatro progresivos, de menos a mas sin llegar al límite.

En la salida nos mantenemos concentrados haciendo saltos o trote en el sitio para mantener pulsaciones.

@carlosdemoreno

20140219-163737.jpg

COMO CORRER CON VIENTO FUERTE

La ciclogénesis ha llegado y salir a correr con viento no resulta una tarea fácil. Pero tampoco hay que cogerle miedo, hay que bajar el ritmo y tener especial atención a que las rachas fuertes de viento no nos desequilibren.

CLAVES PARA CORRER CON VIENTO

1. Busca una zona lo más resguardada posible, para minimizar esta inclemencia al máximo. 

2. Baja un poco el ritmo, no luches con todas tus fuerzas contra el, disminuye tu ritmo y disfruta del viento de cara.

3. Intenta usar prendas de ropa ajustadas y técnicas, para evitar que se formen bolsas de aire impidiendo aún más movernos con agilidad.

4. Con viento la sensación térmica baja y podemos coger frío, es fundamental llevar el equipo correcto de ropa técnica. 

5. Hay que calentar muy bien y secar la humedad rápidamente para no favorecer un rápido enfriamiento que puede provocar resfriados posteriores.

6. Intenta salir en contra del viento, de esta forma colocas todas tus fuerzas iniciales en un principio y posteriormente, puedes colocarte viento a favor cuando ya estés cansado, de manera de realizar el regreso con un poco de ayuda.

7. Cuida tus ojos del viento y de todo lo que trae consigo, arena, hojas o ramas, lo recomendable es protegerlos mediante el uso de gafas.

8. Varía tu entreno, trabaja la fuerza y resistencia en contra del viento y recupera a la vuelta o trabaja la velocidad con el empuje que este te proporciona.

SIGUE NUESTRAS REDES SOCIALES: twitter @carlosdemoreno y facebook https://www.facebook.com/carlosdemorenocoaching