MI PRIMER TRAIL DE MONTAÑA 30k

Cerré los ojos y sonó el despertador. Abrí los ojos y corría por un revirado camino entre matorral bajo y paredes de piedra. Mi único afán era buscar una señal que me dijera, que ese era el camino. Pero el camino se cerro en la espesura de la maleza, disipando mis dudas de acierto. EstabaSigue leyendo “MI PRIMER TRAIL DE MONTAÑA 30k”